Emidio Pepe: haciendo de la artesanía su bandera

El 13 de noviembre 2023 fue un día especial para nosotros y un grupo de clientes profesionales. Organizamos una Masterclass de los vinos de Emidio Pepe: un auténtico pionero en la elaboración de vinos Montepulciano, Trebbiano y Pecorino. La Masterclass fue dirigida por su dinámica nieta, Chiara Pepe. Chiara se ocupa de los mercados internacionales pero, también posee un gran conocimiento enológico ya que se encarga de muchos aspectos relacionados con la producción y la calidad.

Elegimos un espectacular privado en el restaurante Saddle en Madrid para este evento, una sala íntima y totalmente equipada para veintidos comensales. Creamos un ambiente tranquilo y perfecto para el desarrollo de la cata.

Catamos los siguientes vinos de diversas añadas, algunas frías y algunas cálidas: Pecorino 2019, Trebbiano 2019, Trebbiano 2004, Montepulciano 2020 Branella, Montepulciano 2020 Casa Pepe, Montepulciano 2003 y Montepulciano 1983.

Emidio Pepe nació de una familia viticultora en 1889, evidentemente su aprendizaje empezó desde muy joven. En 1964 decidió elaborar sus propios vinos siguiendo una filosofía biodinámica que asegura prácticas de cultivo auto sostenible. Hoy, bajo su mirada orgullosa, Chiara es la principal garante de esta tradición junto con el resto de la familia.

Como todos sabemos, Italia es un país con variedades y viñedos en abundancia y una enorme variedad de elaboraciones. El reconocimiento suele enfocarse en las regiones de la Toscana y Piamonte pero, en Abruzzo, en la costa adriática, Emidio Pepe siempre fue consciente del enorme potencial de la Trebbiano y la Montepulciano y, ha dedicado todas sus energías a estas dos variedades, demostrando su capacidad de envejecimiento y dándolas a conocer en todo el mundo.

La bodega se encuentra en el pueblo de Torano Nuovo. A tan solo 16 kilómetros de la costa, el mar trae aire fresco al viñedo y contribuye al buen desarrollo de las uvas. Una característica importante del viñedo es su cultivo en pérgola: Chiara es una creyente convencida de este sistema tradicional, la sombra protege a la fruta durante la maduración y permite mantener humedad en el suelo. En la bodega, la fermentación se hace en depósitos de hormigón bordeados de cristal, sin tocar madera nunca. Los vinos, sin filtrar, se caracterizan por su perfil rural y ancestral: un estilo sin concesiones y de extraordinaria personalidad.

Durante esta Masterclass pasamos unas horas preciadas con Chiara, fue una experiencia rica y esencial para entender la dimensión de los vinos y la experiencia adquirida por parte de la familia durante más de cincuenta vendimias.

Chiara también es consciente de la importancia de la innovación y la necesidad de adaptarse a los cambios climáticos, siempre busca métodos para mejorar los procesos. Para la cosecha 2020, por primera vez, la familia vinificó las dos parcelas de Montepulciano: Casa Pepe y Branella, por separado. Llevaron a cabo un estudio detallado sobre las diferentes características del suelo para entender mejor la territorialidad en estos grandes vinos.

Es indudable que la Montepulciano y la Trebbiano tienen en Emidio Pepe a uno de sus más consagrados intérpretes, es un espejo donde hoy en día no dejan de mirarse las nuevas generaciones. Nos gustaría expresar nuestro más profundo agradecimiento a Israel Ramírez del restaurante Saddle y a todo su equipo por cuidarnos ese día, el servicio fue perfecto gracias a su meticulosa atención en cada detalle. Y por supuesto, muchas gracias a Chiara y a todos nuestros queridos clientes por su asistencia.

‘Brindamos por el privilegio de poder compartir el placer del mundo del vino, de apreciar sus sabores y matices, y de hacerlo rodeados de grandes profesionales y amigos.’

Publicaciones Similares